Sillas de ruedas eléctricas – Tipos, diferencias y recomendaciones

Sillas de ruedas eléctricas

Optar por una silla de ruedas eléctrica, que facilite la movilidad diaria, es una buena opción para las personas con movilidad reducida que busquen la mayor comodidad posible.

Si estás pensando en pasar de una silla de ruedas autopropulsada a una eléctrica, toma nota de los diferentes tipos disponibles y de las diferencias entre modelos que hay.

Sillas de ruedas eléctricas plegables

Estas sillas de ruedas se pliegan fácilmente; además son muy ligeras y más fáciles de transportar que el resto. Aunque suelen ser más pequeñas, siguen siendo igualmente cómodas.

Si te gusta viajar, puede que sea lo que más te convenga. Eso sí, antes de comprarla, asegúrate de que cabe en el maletero del coche familiar.

De este modo evitarás gastos adicionales, como tener que hacer adaptaciones posteriores en el vehículo.

Sillas de ruedas eléctricas con tracción central

Se trata de sillas que disponen de tres juegos de ruedas, con el punto de giro y la tracción debajo del asiento. Una de las principales ventajas de estas sillas es que permiten maniobrar con agilidad, al tener un círculo de giro más reducido. Son, por tanto, una de las opciones más estables. Por su robustez se recomiendan para interiores y para espacios reducidos.

Sillas de ruedas eléctricas de tracción trasera

Las sillas de ruedas eléctricas de tracción trasera tienen dos juegos de ruedas. El par delantero es más pequeño que el de atrás. Esto hace que la silla tenga mucha potencia en la parte posterior, facilitando la propulsión en terrenos irregulares. Estas sillas, por tanto, son las más indicadas para subir cuestas sin perder estabilidad. Si te gusta dar paseos al aire libre, te la recomendamos.

Sillas de ruedas eléctricas de tracción delantera

En este caso, las ruedas de tracción se sitúan en la parte delantera. Esto permite una sedestación más idónea, llevando las piernas en un ángulo de 90 grados. Esta disposición facilita al usuario acercarse a una mesa o al lavabo. Son también sillas muy estables y con ruedas grandes, con lo que podrás sortear mejor los obstáculos.

Aunque estos son los tipos de sillas de ruedas eléctricas más conocidos, aún existen otras alternativas como las sillas de ruedas bipedestadoras, multiposturales y de elevación vertical. Para conocer más sobre sus características, pregúntanos en ORTOROCA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *